Hola comunidad emprendedora, les compartimos algunos errores que hemos cometido en nuestro recorrido y que han sido perfectos y necesarios para que podamos aprender, los compartimos con el afán de evitar malos tragos a lxs nuevxs viajerxs. Como dice la famosa frase, “si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes”

  1. Ser muy crédulxs: No te creas nada, sé muy escépticx y desconfía de todo, inclusive de este post. Conviértete en un científico de tu carrera: prueba, experimienta y obtén tus propios resultados. Verifica todo por ti mismx y construye tus propias fórmulas y recetas. Manténte abiertx a nuevas oportunidades y ten la humildad de probar y experimentar antes que prejuzgar y cerrarte en la arrogancia.
  2. Confundir a tu entorno con tu público: a todxs nos ha pasado, tienes una gran idea y corres a contárselo a tu novix, a tu familia, a tus amigxs, quienes te ridiculizan, te dicen que no va a funcionar y proyectan todos sus miedos y prejuicios en ti. Pero no debes desalentarte, no es a ellxs a quienes les van a vender. Concéntrate en tu público, en las personas que realmente pueden querer la solución que ofreces y agradece a tus amigxs y familia por su opinión, en el fondo lo están haciendo con cariño.
  3. Pensar que todo es facil: se viene construyendo una idea romanticona de emprender, como si todo fuera un camino de rosas, y sin embargo, lejos de eso, emprender es una actividad que requiere esfuerzo, compromiso, energía, dedicación y mucho amor por el servicio que brindamos.
  4. Creer que hay un solo modo de emprender: también se construyó un estereotipo del emprendedor fuerte, concentrado y poderoso que logra cumplir sus metas a base del sacrificio. No hay que caer en los extremos, ni todo es de color de rosa ni tampoco emprender es un sacrilegio. Es importante descubrir el modo más eficiente y satisfactorio con el que te sientes cómodx.
  5. Solo pensar en vender: por el contrario, y de modo bastante contrafáctico, vender es lo último en lo que tiene que pensar. Las ventas no son el objetivo sino la repercusión de nuestra actividad: los emprendimientos sociales lo que buscamos es generar un impacto, una transformación social, cultural, política y ecológica, por lo que nuestra tarea es llevar el mensaje a la mayor cantidad de lugares posibles, aportando valor y educando a nuestras sociedades, la venta ocurre como expresión de devolución de la energía entregada.
  6. No educarse: hay una idea generalizada que educarse es ir cuatro o cinco años a un edificio, hasta que te entreguen un papel que cuelgas en la pared de tu casa y alcanza. Lxs emprendedorxs sabemos que esto no es así, que la educación es una actividad cotidiana de nuestro día a día y que es fundamental mantenerse actualizadxs en un mundo que está en constante cambio.
  7. No conocerse: pocas cosas son más importantes que ésta. ¿Cómo vas a emprender con éxito si no sabes quien eres? Es imposible desarrollar tu potencial si lo desconoces, si no has ubicado tus virtudes, tus debilidades, tus desafíos, el modo en el que te gusta trabajar, comunicar y expresar tus ideas. Comienza por aquí, por encontrar tu vocación, el punto de contacto con tu emprendimiento y las razones que te motivan a seguir más allá de las dificultades y fracasos.

Espero que te haya sido de mucha utilidad, si tienes dudas o consultas puedes escribirnos a sintoniademos@gmail.com y también te invitamos a participar de nuestro Seminario «Cómo emprender siendo jóven». Nos vemos pronto!